sábado, 21 de enero de 2017

Resurrection - Betrayed by God


Año: 2016
Sello: Independiente
País de origen: Polonia

En Polonia hay 3 bandas llamadas Resurrection. Estos que hoy les traemos son de Slupsk, y comenzaron en 2012 tocando Thrash Metal. Mas, hoy la banda se mueve en otro estilo: Death Metal. Y como buenos polacos que son, son buenos en lo suyo. Más allá de ciertas falencias (son bastante monótonos), la banda creada por el guitarrista Michael Badowski demuestra fiereza y precisión en todo momento. Con esos argumentos, más una potencia devastadora y algunos buenos momentos, se las arreglan para hacer de éste primer disco full un trabajo más que decente.
Sí, suenan como una banda polaca, o sea que el sonido es claro y contundente, con esos toques de suciedad tan propios de las bandas polacas, pero sin que ésto ponga en riesgo la claridad del sonido. Mucha velocidad (lo que toca Krzysztof Klingbein en la batería es inhumano), una voz tipo Behemoth (o sea, como si fuera un ejercito entonando con voz gutural), buen dominio de la melodía y mucha rabia. Hay rebajes, absolutamente necesarios entre tanto blast beat preciso hasta la locura, y hay 3 canciones que deben ser mencionadas: "Whore of Babylon", "Betrayed by God" y Pathetic", muy similares a las otras 4 canciones que integran la placa, pero con un bonus en cuanto a calidad.
La banda está conformada por los ya mencionados Klingbein y Badowski, más Romek Brzeziński en la otra guitarra, Igor Bohuszewicz en voz, y Dawid Piechociński en bajo. No es ésta la primera formación que ha tenido el grupo, pero es la que grabó el disco, por ende, es la que importa para esta ocasión.
Sus líricas, al igual que las bandas que los han influenciado (Behemoth, Vader, Deicide, Krisiun), hablan acerca del desprecio que sienten por las religiones -en especial el cristianismo-, la decadencia humana y su debilidad, y la guerra.
No son algo sorprendente, en Polonia hay muchas bandas como éstos Resurrection. Pero, saben equilibrar la balanza y sacar provecho de sus virtudes: las mencionadas casi al comienzo de la reseña. Además, es una banda relativamente joven. Previo a éste disco larga duración, la banda grabó un Demo llamado "Death Is Necessary", del cual he leído buenas críticas, pero no he escuchado nada aun.
En resumen, buen Death Metal polaco para seguir confirmando que en dicho país, el Death Metal ha encontrado tierra fértil para su crecimiento y propagación.

Facebook
Bandcamp

Avenger of Blood - On Slaying Grounds



Año: 2016
Sello: Times End Records
País de origen: USA

Lo primero que se me vino a la cabeza tras escuchar éste nuevo disco de Avenger of Blood, el tercer larga duración del cuarteto, es que a éstos muchachos les gusta Kreator. Ok, hay más influencias en medio (Destruction, The Crown, Slayer, Assassin, etc), pero la influencia principal es Kreator; el viejo Kreator, para más datos. Y, por lo que pude escuchar de sus trabajos previos, la banda siempre se ha movido dentro de la senda del Teutonic Thrash. Lo hacen bien, cabe acotarlo.
AOB no son nuevos en esto, llevan alrededor de 15 años tocando Thrash Metal, aunque en 2013 se separaron por un tiempo, para volver casi de inmediato. Aparentemente, los cambios de formación hicieron mella en el grupo, por lo que decidieron parar temporalmente. La cosa es que hoy siguen rodando y tocando su Thrash vicioso, acelerado y agresivo a más no poder.
Como bien dije, la influencia de Kreator está presente en todo momento, sobre todo en el trabajo de R.A. Carnage como cantante, con su voz a la Petrozza emitiendo gritos salvajes, entonando con furia cuasi descontrolada. No aporta nada nuevo, su registro es más bien limitado, pero suple cualquier falencia con su entrega absoluta.
En los riffs hay una mayor variedad, ni hablar de los fabulososo solos de guitarra. Mas, ello se logra gracias a los estupendos solos de Jason Constantine, un guitarrista que entiende cómo combinar agresividad, melodía y sentido de la ubicación (cada solo está en el lugar correcto; en ningún momento se excede o pretende ser la estrella del disco), Pero, insisto, hay buenos riffs, carentes de originalidad, pero bien pensado y mejor ejecutados.
Les falta ingenio, eso sí, no se mueven ni un centímetro de su objetivo de tocar Thrash 100% influenciado por la avanzada teutona del Thrash Metal. Además, en la mezcla final, la batería quedó muy al frente, aspecto que podría haber sido arreglado para que la banda suene un poco más compacta. Sin embargo, la suciedad que se desprende tanto del sonido como de las composiciones, canciones muy bien logradas, tal es el caso de "Aggressive Psychotic Behavior" e "Instruments of Chaos" (nuevamente Constantine brillando), y la ferocidad inagotable con que atacan a lo largo del disco, hacen que "On Slaying Grounds" sea un disco respetable.
Intenso, honesto y directo, nadie en su sano juicio puede discutir que éstos muchachos hacen de dichas cualidades una virtud. Sería bueno que busquen resaltar más la personalidad del grupo antes que homenajear constantemente a sus bandas favoritas. Pero, al menos compensan con una cuota de furia bastante grande.

Facebook
Label
Bandcamp
Metal-Nations

viernes, 20 de enero de 2017

VVorse - Näkyjä Helvetistä


Año: 2016
Sello: Inverse Records
País de origen: Finlandia

Del Hardcore se pueden criticar muchas cosas, que no vienen al caso, por cierto, pero nadie puede criticar la capacidad de superación, de innovación que ya es inherente al género. El Hardcore, como estilo musical, ha mutado muchas veces, ha evolucionado con el paso del tiempo, dejando en claro que el respeto por los orígenes está intacto, pero que el género no se va a quedar (de hecho, no lo ha hecho) estancado en 1980. Por ejemplo, el grupo finés que hoy les traemos, VVorse, son una prueba de ello. No es que sean la banda que va a revolucionar el Hardcore Punk hoy, pero poseen un encanto y una imperiosa necesidad de buscar variantes casi constantemente, que convierten al grupo en cuestión en algo realmente atractivo.
Tienen esa crusty moderna, o neocrust, si así lo prefieren, pero también están esas armonías/escalas de guitarra al mejor estilo Converge, hay rebajes, melodía, drama, profundidad y un sonido prístino y fuerte a la vez. Como era de esperarse, la voz es gritona, está al frente en la mezcla, y coquetea con la violencia del Screamo en más de una ocasión. La guitarra, como también lo esperaba, abunda en ruido blanco, armonías que contrastan con las disonancias, y hasta momentos de dolor oscuro y penetrante, algo que viene de la mano de los riffs más oscuros. Mientras tanto, la base rítmica se posiciona como esa piedra firme, ubicada en el centro del universo sonoro de la banda, contundente, variada y estruendosa.
Como buena banda de Hardcore, nos provocan a dejar salir la ira contenida, y empujan al oyente a cerrar los puños, hinchar el cuello y gritar a la par de la banda. O sea, la música de VVorse está viva, se puede palpar, sentir en la piel. Resulta sencillo imaginar al grupo tocando estas canciones en medio de un público sudoroso y enfervorizado, con el piso como escenario y la gente agolpándose alrededor del grupo.
La energía hace vibrar, no es algo forzado, no es algo sobreactuado, como dije recién, es real. Eso hace que "Näkyjä Helvetistä", sin ser un gran disco, pueda ser escuchado de un tirón, poniendo al oyente en estado de euforia en más de una ocasión; es más, casi todo el disco provoca ese estado. Mas, si hay una canción que emociona, que hace hervir la sangre, esa canción es "Saasta", la que cierra el disco, con una melodía que pone la piel de gallina, atmósfera dramática y un ritmo cuya cadencia hace que dicha pieza se diferencie de todas las demás canciones.
Hardcore, sí, y del bueno. Del bueno, moderno, poderoso y muy bien producido. Y bien tocado, también, eso está fuera de discusión.

Bandcamp
Facebook
Label

jueves, 19 de enero de 2017

Tyranny - Aeons in Tectonic Interment


Año: 2015
Sello: Dark Descent Records
País de origen: Finlandia

Uno de los mejores discos de Funeral Doom que escuché en mucho tiempo, a cargo de una de las mejores bandas del estilo en la actualidad. Tyranny se formaron en el 2001, llevan lanzados 2 discos full y un EP (éste es el segundo disco full), y si me preguntan, pues creo que son los sucesores naturales de bandas alucinantes como Skepticism, Funeral (el de los discos más mortuorios), Pantheist y todas esas glorias de la lentitud y pesadez con olor a muerte inminente.
"Aeons in..." es un disco que domina al oyente desde el comienzo del mismo, con los eternos acordes de "Sunless Deluge" exterminando todo haz de luz cercano al lugar en donde se reproduzca la placa. La voz se perpetúa en el espacio/tiempo con su guturalidad tremebunda, como si la misma proviniera de algún sitio cósmico oscuro y frío, como si la misma hubiera viajado a través del espacio y el tiempo hasta llegar a nosotros. Y así y todo, no pierde profundidad ni cercanía, la sentimos ahí, a nuestro lado.
La batería propina golpes que hacen sentir al oyente que los siguientes golpes no van a llegar nunca, como haciéndose desear, alargando la agonía hasta el límite de lo tolerable. Y la guitarra es un alud de notas emitidas lenta, muy lentamente, como una peste que se propaga sin prisa, sabiendo de su condición de letal e inminente. No quiero olvidarme de las tenebrosas (y atrapantes) atmósferas que surgen de las notas tocadas en los teclados, tan fríos y elegantes como macabros.
Lauri y Matti han hecho de su segundo disco larga duración una verdadera obra maestra del dolor, del horror cósmico, de la angustia y la agonía. Es todo lo que el Funeral Doom siempre debe ser, tiene todo lo que los grandes discos del estilo siempre han tenido. Canciones interminables (y uno pide a gritos que no terminen), una lentitud exasperante y fascinante a la vez. Pesadez, profundidad, un sonido tan oscuro como comprensible, y 5 canciones aplastantes.
Entre ese número de composiciones, debo resaltar a una canción en particular: "A Voice Given Into Ruin", la piedra preciosa dentro de un disco que brilla con luz propia, aunque resulte paradójico ésto que acabo de decir. Es que la oscuridad es tan gigante, y avanza inexorablemente hacia la eternidad, amenazando con reinar hasta el fin de los tiempos, que hablar de luz aquí, en una reseña de un disco como éste, resulta hasta contradictorio. Mas, eso es lo de menos, mis palabras son sólo palabras, y solamente eso. Lo que realmente importa aquí es la música, ese lenguaje universal que supera barreras idiomáticas y conmueve a propios y extraños. En este caso, hablamos de un lenguaje cargado de negrura y deseos de enfermedad, muerte y apocalípsis. Hablamos de Funeral Doom, para ser más exacto, y hablamos de un gran, gran disco de Funeral Doom.

Facebook
Homepage
Bandcamp
Earsplit PR

miércoles, 18 de enero de 2017

Pyramido - Vatten


Año: 2016
Sello: Halo of Flies (vinilo 12") / Absolute Contempt Records (CD) / BTNKcllctv (cassette).
País de origen: Suecia

Debo admitir que me costó un poco éste cuarto disco full de los suecos de Pyramido, banda que ya hemos reseñado aquí. "Vatten" no es un mal disco, sino más bien todo lo contrario. Es un álbum lleno de atmósferas envolventes, está bien tocado y mejor grabado (el sonido es excelente). Hay buenas canciones, y en conjunto, no hay baches que hagan mella en el resultado final. Entonces ¿por qué me ha costado asimilar a ésta nueva obra de los muchachos de Malmö? Porque le falta algo. Llámese carisma, lo llamemos explosión, profundidad, o simplemente puedo decir que le faltan grandes canciones. O sea, los 5 tracks que conforman la placa son muy agradables, no hay nada que reprochar en cuanto a calidad compositiva e interpretativa, comprenden a la perfección cómo debe tocarse este tipo de Post-Metal/Sludge moderno y de sonido Hi-fi. Pero, no hay nada más allá de eso.
Su anterior álbum, el tercer disco de la banda (llamado "Saga"), me resultó atractivo en muchos aspectos, coincidiendo esos aspectos con lo mejor de éste "Vatten". Pero me resultó más interesante aquel que éste. A "Vatten" le falta esa condición inherente a los grandes trabajos, y esa falta hace que el disco resulte ameno, y solamente eso. Digamos que deja un sabor a poco en el paladar del oyente, o al menos en mí paladar así sucede.
Pero, no quiero ser malo, la banda no se lo merece. El ex Burst Ronnie Källbäck grita con ganas, y lo hace bien, aportando, inclusive, un toque Screamo a la propuesta del grupo. Dan y Henrik (guitarras) traen consigo una buena cantidad de recursos, desde armonías hasta disonancias, pasando por sonidos pesados a sonidos más esqueléticos, pero igual de atractivos al oído, siempre dentro de lo que es la propuesta del grupo. Dan Widing, bajista de los poderosos Resonance Cascade, se muestra solvente y firme, y Viktor sostiene al grupo desde su rol de baterista, con dureza, precisión y variantes llenas de buen gusto.
Hasta hay algunas buenas canciones que han quedado dando vueltas en mi cerebro por un buen rato, tal es el caso de "Att bida sin tid" y "Aktion", temas en los que la banda saca a relucir todas sus virtudes. Sin embargo, y vuelvo al comienzo, no provocan en mí las mismas sensaciones que sí provocan otras bandas que transitan por la misma senda del Sludge y Post-Metal de corte moderno. Hay vacío que no logran llenar, o en todo caso, hay vacíos en mi ser, en mi rol de oyente, que no son llenados por la banda. Nada que no me haya pasado antes, y nada preocupante, por ende. Pero, eso no quita que, al momento de recomendar éste disco, deba hacerlo de forma muy moderada.

Facebook
Halo of Flies   
Bandcamp
The Black Birch

martes, 17 de enero de 2017

Eteritus - Following The Ancient Path


Año: 2016
Sello: Godz ov War Productions
País de origen: Polonia

Y llegó el primer disco full del cuarteto polaco de Death Metal llamado Eteritus. Hace 3 años, publiqué la reseña que hice de su primer EP, un buen trabajo titulado "Tales of Death". En el mismo, la banda desandaba el pútrido sendero del Death Metal más tradicional, con influencias de bandas como Gorefest y otros similares. Es más, hace unos días repasé dicho EP y sigue pareciéndome un buen disco. Ahora le toca el turno al primer larga duración, y debo decir que no es tan bueno como esperaba. Si bien es un trabajo homogéneo, bien tocado y con un puñado de composiciones más que interesantes, su antecesor me resulta más atractivo por su contundencia y concreción.
Hay un motivo para ello: el sonido de la batería en éste disco es bastante débil. A diferencia de lo que encontramos en "Tales of Death", con un sonido más crudo y sucio, el cual aportaba el toque distintivo a la placa, éste "Following The..." pierde parte de ese poder por culpa del flojo sonido que la producción le dio a la batería de Nitro (vaya paradoja).
El resto está en su lugar, sonando como debe sonar una banda de Death Metal. O sea, Eteritus son un grupo que sabe lo que hace, y no desaprovechan la chance de demostrarlo abiertamente en los 32 minutos que dura la placa. Sobre todo en tracks como "Hellish Imagery" o "Incinerator", lo más destacable dentro de un panorama muy, pero muy parejo. Ojo, que cuando digo que el disco es parejo, lo digo para bien, no como crítica negativa. El álbum en sí es agradable, sobre todo si lo tuyo es el Death Metal de la vieja escuela.
La voz de Liam Tailor me sigue sonando similar a la de Jan-Chris de Koijer (Gorefest), las atmósferas son tan macabras como deben ser, y la placa en su totalidad se deja escuchar sin problema alguno. Claro, hubiera dicho algo mejor, les hubiera regalado algunos elogios sin ningún tipo de problema, de haber obtenido un sonido más candente, más infernal, algo más acorde al estilo del grupo. Fallaron en algunos puntos en la producción, y eso hace que deba limitarme a decir que "Following The Ancient Path" es un trabajo entretenido, digno de una interesante banda de Death Metal, y simplemente eso.

Facebook
Label
Bandcamp

lunes, 16 de enero de 2017

Uprising - Idem


Año: 2016
Sello: Wolfsgrimm Records / Tridroid Records
País de origen: Alemania

Debut absoluto de esta one man band integrada solamente por W, quien prefiere mantenerse anónimo; de hecho, en la foto promocional no se le ve el rostro al teutón. Nada nuevo bajo el sol, muchas bandas de Black Metal lo hacen. Y sí, ya dije qué clase de música toca el germano: Black Metal. Ahora bien, falta aclarar detalles acerca de la vertiente que W sigue dentro de dicho género, pues hay muchas variantes en el mundo del Black Metal.
Imaginen una cruza entre Mgla y Dissection, tomando las atmósferas y la pulcritud de los primeros, y el gusto por la melodía de los segundos, pero con esa carga dramática tan propia de las bandas blackers alemanas. W conoce bien el sendero que transita, y eso se nota en todo momento. No es un compositor de grandes canciones, pero es un tipo que sabe cómo encarar cada composición, cómo debe ser interpretada y expresada cada pieza. Inteligencia, así le dicen a lo que W pone de manifiesto a lo largo de toda la placa, inteligencia para saber qué, cómo y cuándo tocar lo que hay que tocar.
Indudablemente, Uprising se ubica dentro de la movida Blacker más moderna que ha hecho que los fans del sonido más crudo y primitivo pongan el grito en el cielo, todo porque las producciones de los discos de las bandas que continúan el legado de Mgla y Dissection, posee la cualidad de ser demasiado limpio para algunos fans del Black Metal. Claro, limpio si lo comparamos con bandas que hacen de la suciedad un culto. Mas, en ningún momento se puede decir que Uprising carezca de rudeza, frialdad y explosión. Todo lo contrario, el tipo sabe combinar las dos caras de la misma moneda, pues, al fin y al cabo, de eso se trata: dos aspectos que muestran diferentes formas de hacer lo mismo, y que son perfectamente combinables.
El debut discográfico de Uprising posee melodía, gancho, buenas atmósferas, y hasta un puñado de canciones memorables. "Uprise" (en donde mete unos ritmos a medio tempo de neto corte rocker) y "Nihilistic Chants" sobresalen por peso propio, y sirven para comprobar que, si se lo propone, W puede ir más lejos aun. O sea, "Uprising" es un disco muy agradable, está bien hecho de principio a fin, pero le falta esa cuota de magia que hace que algunas bandas se diferencien de las otras, aun haciendo lo mismo. Pues bien, este proyecto unipersonal denota que en el fondo, hay más de lo que uno puede apreciar en la superficie. Así y todo, en dicha superficie hay buena música, por lo que sería un desperdicio no prestarle su debida atención al primer trabajo de éste alemán procedente de Munich.

Facebook
Wolfsgrimm
Tridroid
Bandcamp
Dewar PR

domingo, 15 de enero de 2017

Goatmoon - Stella Polaris


Año: 2017
Sello: Werewolf Records
País de origen: Finlandia

Antes que nada, voy a hacer una aclaración para todos los seres extremadamente susceptibles y políticamente correctos que vayan a leer esto. Quienes me conocen, saben que soy anarquista. Pero, por otro lado, todos sabemos que Goatmoon es una de las bandas más representativas y conocidas del NSBM, o sea, el ala Nacionalsocialista del Black Metal. Dicho esto, es hasta predecible que más de uno dirá que no es ético que yo escriba una reseña de un disco de Goatmoon (o de Absurd, o de Wolfkrieg, o de quien carajo sea que forme parte de dicha movida). Pues bien, las cosas deben ser dichas con claridad y sin rodeos: me chupa la pija si Goatmoon es una banda NS o no, como así tampoco me importa si existen muchas, pocas o ninguna banda NS en el mundo. Puro Ruido existe por y para la música, y la política aquí no juega, mis amigos. Por lo que no resta más que decir lo siguiente: quien esté de acuerdo conmigo, bien, y quien no, puede seguir de largo. Hecha la aclaración, vamos con el quinto disco larga duración -en estudio- de la banda creada por el incansable BlackGoat Gravedesecrator, quien comenzó con Goatmoon en el 2002, banda con la cual no grabó solamente 5 discos de estudio; también hay una buena cantidad de discos compartidos, Demos, EP's y dos discos en vivo. Y sí, una legión de fanáticos que lo apoyan a morir al finés de barba colorada.
Tras una introducción instrumental de casi un minuto de duración, Goatmoon (que en éste caso funciona como banda, pues el disco fue grabado por BlackGoat en voz, y 5 músicos sesionistas a su lado) sale al ruedo con la primera canción en sí, una pieza en la que éste batallador finés saca a relucir su pasión por el Heavy Metal. "Stella Polaris", la canción, es básicamente eso: Heavy Metal bien tocado, épico y poderoso, pero con una voz reventada de neto corte blacker metida en medio de la cuestión. No es la faceta que más me gusta del grupo, pero es un comienzo más que interesante.
Sigue "Kansojen hävittäjä" y la esencia folclórica del grupo emerge con energía, poderosa y honesta como siempre ha sido ésta faceta en la música de Goatmoon. Aparece la flauta, instrumento a cargo de Skratt, y toda la majestuosidad de la que son capaces BlackGoat Gravedesecrator y los suyos, sale a la luz con una firmeza digna de las grandes bandas.
"Wolf Night" me recuerda al material más simple y crudo de Absurd, cuando éstos se inclinan para el lado de la mezcla entre Punk (o RAC) Y Black Metal; eso sí, las bellas melodías llenas de romanticismo, marca registrada de Goatmoon, no están ausentes en dicha canción. O sea, hasta acá, todo bien. No deslumbra, pero cumple y con creces lo nuevo de Goatmoon. Lo mejor está por venir, y viene inmediatamente.
"Sonderkommando Nord" aparece en el horizonte, y a partir de allí la cosa se pone realmente buena. Dicha composición es, a mi parecer, de lo mejor que Goatmoon haya grabado hasta la fecha, sino es la mejor canción que BlackGoat Gravedesecrator haya compuesto (y grabado) hasta la fecha. Emotiva, profunda, bella y poderosa, esta composición instrumental es una perfecta descripción de lo que es el romanticismo en ésta banda. Las guitarras desgranan una melodía que emociona a cualquiera, mientras el fondo sonoro exuda magia.
Lo que sigue no tiene desperdicio alguno. "Warrior", "Conqueror" y "Overlord" son Black Metal de clima frío y sangre caliente, guerrero y grandilocuente, pero con esa infaltable cuota de crudeza que tan bien queda en éste tipo de bandas. Fin del disco y comienza la parte de las deducciones.
Indudablemente, Goatmoon no ocupan el lugar que ocupan en vano. Discos como "Stella Polaris" no hacen más que confirmar que Jaakko Lähde (alias BlackGoat Gravedesecrator) es un tipo con un talento natural para componer y tocar la música que viene pariendo desde el comienzo de la historia de Goatmoon. Ya sea orientándose hacia el lado más crudo del Black Metal (como en sus comienzos), ya sea tocando RAC del más virulento y contagioso, ya sea incursionando en el Punk, el Folk o abordando melodías épicas y preciosistas, éste ginger no se cansa de demostrar que le sobra talento.
Luego, muy luego (al menos para mí), vienen las cuestiones ideológicas, esas que tienen a mal traer a aquellos que pretenden construir un mundo a su medida, en donde no exista nadie que no esté de acuerdo con ellos. ¿Yo? Yo tengo mis propias ideas políticas y anti-políticas. Pero, ésto es Puro Ruido, no un blog dedicado a escribir acerca de política. Por lo tanto, a la mierda con los prejuicios, yo sigo disfrutando de la música de Goatmoon, que bien vale la pena hacerlo.

Facebook
Bandcamp
Label

Fister / Teeth - Split


Año: 2016
Sello: Broken Limbs Recordings
País de origen: USA

Anoche reseñé un split en el cual hay dos bandas canadienses; hoy le toca a un split en el que encontramos a dos bandas norteamericanas. Anoche fue Grindcore, hoy le toca a la lentitud del Doom, en algunas de sus variantes. Fister son de ST. Louis, Teeth son de California. Unos hablan de drogas y satanismo, los otros exhiben su misantropía sin tapujos.
El split comienza con Fister, quienes aportan solamente una canción: "We All Die Tonight", en la cual vas a encontrar lo que siempre han hecho estos brutales muchachos de Missouri, que es Sludge/Doom bien pesado, gritado y arrastrado, pero con el agregado de un pasaje en donde sacan a relucir un gusto por la melodía que yo les desconocía. Más precisamente a partir de los 3 minutos y 44 segundos, comienza una melodía de corte romántico/melancólico que saca al grupo de su obsesión por las drogas y Satán, yéndose, aunque sea por unos minutos, para el lado del más dramático Post-Rock (o Post-Metal, si así lo prefieren, en base a la distorsión). Buena canción aportada por el trío de ST. Louis.
Teeth es Doom/Death, con todo lo que eso implica. Voces guturales, guitarras monolíticas y ultra-heavys, y una base que pasa de la lentitud cuasi fúnebre al repiqueteo death metalero en un santiamén. Son 2 pistas las aportadas por el grupo californiano, siendo la primera ("Lament of the Spineless") la que más me gusta de ambas; es furiosa, pero, además, tiene un conjunto de riffs muy bien logrados, la atmósfera es densa hasta la exasperación, y los contrastes rítmicos son manejados de manera muy precisa. La otra canción ("To Lay Upon Blistered Thorns") está bastante bien, pero le falta ese grado de concreción que sí tiene su antecesora. Mas, en líneas generales, es bastante bueno lo de Teeth.
En realidad, el split en sí, o sea los 13 minutos que dura el álbum, no tienen desperdicio. Si bien no es una obra maestra, ni mucho menos, es cautivante, ominoso y brutal hasta decir basta. Ninguna de las dos bandas escatima energía ni honestidad, y eso se transluce en 3 canciones tan sinceras como demoledoras por su fuerza y oscuridad. Seguramente hay bandas mejores, pero acá no estamos para debatir eso sino para dar mi opinión acerca de éste split, el cual fue lanzado en vinilo de 7". Y mi opinión, redondeando, es que es un buen disco.

Fister
Teeth
Bandcamp
The Black Birch