miércoles, 3 de agosto de 2016

Pogavranjen - Jedva čekam da nikad ne umrem


Año: 2016
Sello: Arachnophobia Records (CD) / Independiente (Digital)
País de origen: Croacia

El sello Arachnophobia Records tiene la costumbre de lanzar al mercado grabaciones que se salen de lo común. Es por eso que es uno de esos sellos a los cuales sigo muy de cerca. Bandas como Genius Ultor, Thy Worshipper, Sigihl, Moanaa y Odraza me eximen de hacer mayores comentarios al respecto, dada la inventiva y la audacia exhibida por estas bandas en sus respectivas obras. Pogavranjen no hacen más que confirmar lo que acabo de decir acerca de Arachnophobia Records, pues su propuesta lejos de poder incluirse dentro de los parámetros convencionales de cualquier estilo musical.
Con un nombre inventado por la banda misma (Pogavranjen no existe en el lenguaje croata; es un término creado por la banda misma, bajo un estado de borrachera absoluta, buscando describir a un hombre-cuervo), salen a la calle con su tercer disco full, en el cual alcanzan un grado de experimentación superior al alcanzado en sus anteriores trabajos. O sea, Pogavranjen nunca se apegaron a modelos sonoros/compositivos tradicionales, si bien comenzaron como una banda de Black Metal. Mas, su voracidad por la experimentación pareciera ser insaciable, y eso es algo  lo cual me cuesta resistirme.
Tomando la senda de la Psicodelia y lo Avantgarde, el combo croata se desprende de lo poco que quedaba de Black Metal en ellos, dejando solamente lo justo y lo necesario, sin mudar completamente la piel, manteniendo la esencia intacta, pero incursionando en nuevos puntos de vista sonoros y estructurales. Bajo esos parámetros, juegan al filo de la cordura constantemente, bordean la locura sin temor a perder el control y adoptan formas, mutan de formas sin abandonar el espíritu que los define como banda. Así nos encontramos ante canciones que provocan un estado narcótico en el oyente, como si estuviéramos entrando bajo el somnoliento y onírico estado propio de aquel que está bajo el influjo de la morfina o alguna droga opiácea. Lo mejor del caso es que han sido lo suficientemente inteligentes como para acomodar el orden de las canciones de tal forma, que el disco en sí parece un relato cinematográfico (a la David Lynch), en el cual la oscuridad y frialdad del Black Metal se encuentran insertas y desfiguradas bajo capas de sonidos y toneladas de ideas anti-convencionales. Es en ese panorama, perfectamente delineado gracias al setlist, en donde canciones como la genial "Kalpa", y la subyugante "Olam Ha-ba" (me recuerda a los últimos trabajos de Swans) sobresalen por ser el grand finale de un disco que merecía terminar de esa forma.
Desde la primera vez que lo escuché que "Jedva čekam da nikad ne umrem" se encuentra dentro de mi lista de discos favoritos del año. Ya los tenía bien conceptuados a estos croatas (recomiendo escuchar tanto sus dos discos full previos, como así también los EPS previos a dichos trabajos), pero con éste nuevo álbum se han convertido en una de mis bandas de cabecera del 2016.

Bandcamp
Facebook
Label
Dewar PR


No hay comentarios: