domingo, 24 de julio de 2016

Amken - Theater of the Absurd


Año: 2016
Sello: Autoproducido/Independiente
País de origen: Grecia

Si decimos Thrash Metal y decimos Grecia, entonces, también hay que decir Old School. Como bien sabemos, a los griegos les encanta el Thrash Metal de la vieja escuela y lo defienden a capa y espada. Bueno, sí, les gusta todo lo que sea Metal de la vieja escuela, a decir verdad. Y Amken están muy lejos de ser la excepción a la regla, como era de imaginarse. Ya lo habían demostrado en su muy interesante EP debut, un trabajo de 4 pistas llenas de energía y velocidad thrasher llamado "Adrenaline Shot" (sí, el disco le hace honor al nombre).
Pues bien, ahora nos traen su disco full debut, tras un split junto a Maze of Terror en el medio. Son 8 tracks, es decir, el doble de lo que metieron en su EP, en donde la banda sigue exactamente el mismo camino y logran exactamente el mismo resultado. Quizás sea menos efectivo que "Adrenaline Shot", mas el motivo está en su duración. Sucede que los griegos estos no son muy imaginativos, más bien son de esos que se apegan ciegamente a los moldes clásicos del estilo, por lo que sería tonto de mi parte exigir novedad alguna. Ya con haber dicho que hacen Thrash Old School es suficiente, ya todos tenemos un panorama bien claro de la situación. Eso sí, aunque no logran ser tan efectivos como en el EP, Amken demuestran que les sobra garra y honestidad para compensar lo que sea.
La voz, a mitad de camino entre Paul Baloff y Mille Petrozza, suena al frente con sus gritos agudos, mientras las guitarras desgranan riff tras riff tras riff, moviéndose dentro de los carriles previsibles (Exodus, Anthrax, algo de Thrash europeo). Lo mejor está en la base rítmica conformada por Vasilis (bajo) y Sokratis (batería), contundente, precisa y furiosa, sostén incansable de todo lo que suena en este disco. Además, con sus cortes, aceleradas y partes ideales para el mosh (manejan muy bien el groove) logran darle un poco más de dinámica a un disco que, por momentos, tiende a volverse un poco monótono.
Canciones como "D.A.P" o "Soul's Crypt", con esos rebajes asesinos en los momentos justos, son los temas que sacan las castañas del fuego cuando la cosa promete volverse insípida. Y cuando no aparecen las buenas ideas, entonces apelan a lo que apelan los equipos de fútbol que quieren ganar y la inspiración no llega: ponen bolas, se dejan la piel y listo, mantienen el equilibrio con eso y salen ganando, por poco, muy poco, pero salen ganando.
Quería escuchar este disco, realmente quería escucharlo. No porque estuviera esperando una obra maestra del Thrash, mucho menos por otros aspectos (descartemos originalidad y sorpresas, jamás esperé eso). Cumplieron, sin deslumbrar, pero cumplieron. Ya demostraron que son una banda a la cual hay que tomar en serio, ahora les toca dar el siguiente paso evolutivo.

Bandcamp
Facebook
Youtube
Hard Rocker mag


No hay comentarios: