sábado, 5 de septiembre de 2015

Victimario - Sculpture of Insane Minds


Año: 2015
Sello: Independiente/Autoproducido
País de origen: Argentina

Pertenecientes a la nueva ola de bandas de Death Metal que han surgido en Argentina, Victimario aparecen en un momento especial, cuando la calidad y cantidad de bandas que practican este estilo crece ostensiblemente día a día. No todas aportan cosas interesantes, de hecho, hay bastante mediocridad (algo lógico si tenemos en cuenta que actualmente hay muchas bandas de Death Metal en Argentina, realmente hay bastante Death aquí hoy); pero Victimario no entran en la bolsa de la mediocridad, y sin ser un dechado de virtudes, se las ingenian para aportar algo bien hecho. Ya en su anterior trabajo, un Demo titulado "And Death Just Begun", los oriundos de Buenos Aires dejaron en claro que la cosa iba en serio. Pues bien, la banda ha llegado a su primer disco full y con el mismo no hacen más que confirmar aquello que en el Demo era una amenaza bastante creíble: Victimario van en serio. Tocan bien, suenan ajustados y suenan de manera más que correcta. De hecho, el sonido aporta buena parte de los puntos a favor con los que cuenta esta placa. Es que suena poderoso, pero no es una bola de ruido en donde los instrumentos conforman una bola incomprensible; se puede apreciar cada riff, cada golpe, cada pulso, con claridad. Incluso la voz, realmente brutal, suena clara. Y gracias a eso es que se pueden apreciar las virtudes del grupo, mas también saltan a la luz algunos defectos (mención especial para Gregorio Kochian, cantante/guitarrista de Prion y principal responsable del buen sonido obtenido en este álbum).
Por ejemplo, si hablamos de errores, pues Flavio (un baterista bastante interesante) suena demasiado contracturado cuando ejecuta blast beats, poco fluido, y eso no ayuda en absoluto. Más bien lo opuesto, le resta poder a los pasajes más bestiales. Sin embargo, cuando se trata de tocar medios-tempos o ritmos más trabajados, el tipo se las ingenia realmente bien. Otro punto que puede acomodarse en el haber es la falta de carisma compositivo, esa magia que algunos poseen y que hace que un puñado de buenas ideas, al unirlas, se conviertan en grandes canciones. Aquí hay muchas canciones bien hechas, pero no explotan, se quedan en eso, en ser buenas composiciones, pero no llegan a dar el siguiente paso.
Del otro lado, tenemos las virtudes, que son las que balancean la cosa en favor del grupo ampliamente. A saber, les sobra fuerza, realmente tienen mucha garra. Suenan muy compactos, dejando en el oyente la sensación de ser una banda con mucho trabajo sobre sus espaldas. Sergio es un guitarrista que, además de crear riffs interesantes (una virtud a todas luces) mete solos de primer nivel, llenos de melodía y locura en iguales dosis. Además, si bien hoy la banda es netamente Death Metal, en su pasado fueron un grupo de Death/Thrash, y se nota. Pero se nota para bien, pues cuando toman elementos del Thrash para introducirlos dentro de sus composiciones, lo hacen con un conocimiento de causa innegable, y un buen gusto tangible a primera oída. ¿Algo más para resaltar? El final del disco con la trilogía "Porn Collector", "The Killing Proccess" y "Vae Victis", entusiasma. Es más, si llegan a seguir la línea de esos tracks, no sólo en lo estilístico, sino también manteniendo el nivel mostrado en esas canciones, entonces vamos a tener que prepararnos para ser destrozados en mil pedazos. Mas eso es algo que puede estar por venir o no. Lo concreto es el hoy, y hoy Victimario es un grupo muy respetable, recomendable para todo fan del Death Metal, y lo suficientemente serio y honesto como para no perderle pisada.

Bandcamp
Facebook

2 comentarios:

Sergio Chaile dijo...

Muchas gracias por la review!! muy profesional! abrazos

PURO RUIDO dijo...

Gracias a vos por tus palabras!