domingo, 23 de diciembre de 2012

Blessed Death - Destined For Extinction

Año: 1987
Sello: Roadrunner Records
País de origen: USA

Una de las razones que me llevan a mantenerme ciertamente lejos del revival thrasher, es que la mayoría de los grupos optan por intentar mantener vivo el espíritu de una época que no vivieron. Considero que es un error hacer eso, pues el espíritu de una época queda, justamente, inmerso en ESA época, y luego desaparece. Por eso los tiempos, las épocas, son únicas e irrepetibles. Doy un ejemplo concreto: hoy hay cientos, tal vez miles de bandas thrashers. Pero ninguna ha podido sacar un disco tan virulento y descarnado como este segundo opus de los olvidados Blessed Death. Injustamente olvidados, debería decir. Señores, señoras, estos tipos hacían Thrash salvaje de verdad. estos tipos partían la tierra en serio. estos tipos te cagaban a palos con su música. Y nunca obtuvieron la prensa ni el reconocimiento que hoy obtienen bandas más conocidas pero de inferior calidad, como Municipal Waste (buen grupo, no lo discuto. Pero los considero sobrevalorados), Evile, Gama Bomb y otros que no pasan de ser buenos grupos. Ninguno de los grupos actuales han sido capaces de entrar a un estudio y explotar, enloquecer al momento de crear y grabar un disco. Blessed Death lo hicieron, y este segundo trabajo es su punto creativo más alto. Si bien su debut, el speedico "Kill Or Be Killed", resultó ser un trabajo muy intenso e interesante, nada hacía presumir que su segunda placa iba a ser tan devastadora. Desde el primer track, el irreverente "Digital War", hasta el tema que da por finalizadas las hostilidades, el bestial "Destruction´s Eve", los comandados por los gemelos Powelson (Kevin en bajo y Chris en batería) no dejan espacio ni para respirar siquiera. Pisan el acelerador...y que sea lo que sea. Ellos no se detienen, no les interesa hacerlo, no estuvo jamás en sus planes hacerlo. Claro, ellos sabían que las cosas debían ser así, que el Thrash debe ser así de violento y acelerado. Ellos sabían que el Thrash debe sonar como una explosión nuclear, que nada debe quedar en pie mientras la misma se lleva a cabo. Y lo hicieron así, para obtener esos resultados. Lograron de esa manera, editar un discazo de esos que ni el tiempo logra borrar. Y es que cuando la energía está bien encaminada, cuando las cosas se hacen desde el corazón y no de manera fría y calculada, lo hecho se convierte en algo real, palpable, vivo. Y ya que hablamos de poner el corazón, les aconsejo que presten atención a Larry Portelli, el vocalista del grupo y estrella indiscutida del grupo (dentro de un panorama grupal muy parejo). Una cruza entre el viejo Tom Araya y Cal (Discharge), pero más gritón, más enloquecido aun. Presten atención a los alaridos que pega este hijo de puta en "Pray For Death" o "Death In The Sky", y luego me dicen.
A todo esto, el disco fue producido por Alex Perialas (productor estrella de la época, siempre hablando de Thrash) y Rob "Wack" Hunter, baterista de Raven). Y fue lanzado a través de Roadrunner, cuando Roadrunner editaban verdadero Metal duro y quilombero. Incluso, y anticipándose a futuras ediciones del sello, los Blessed Death -por momentos- están ahí del Death/Thrash a la Dark Angel y similares.
"Destined For Extinction" resistió el paso del tiempo. Eso es algo que sólo los grandes álbumes logran. Y este disco, además de hacer honor al título, lo logró. Entonces, es un gran álbum.

Muerte sagrada

7 comentarios:

Andres Aranda dijo...

GRACIAS POR EL ALBUM

Andres Aranda dijo...

GRACIAS POR EL ALBUM

Andres Aranda dijo...

GRACIAS POR EL ALBUM

PURO RUIDO dijo...

Gracias a vos por disfrutarlo

marco97219 dijo...

Tremendo disco y muy buena reseña amigo. También puedes leer la mía propia en mi blog. Saludos metalheads

PURO RUIDO dijo...

Gracias, Marcos. En dónde puedo leer la reseña, amigo?

CHELO CORDOBA dijo...

Gracias camarada Landa por el aporte. Este disco es un caño!