jueves, 17 de febrero de 2011

Bigelf - Cheat The Gallows

Año: 2008
Sello: Custard Records

Aquí en Argentina se lo conoció gracias a que fueron soportes de Dream Theater el año pasado. Bah, algunos ya los conocíamos, quiero decir que su visita a este país ayudó a que los conozca más gente y a que se los tenga más en cuenta. Según los comentarios de aquellos que presenciaron las performances de Bigelf en Argentina, sus shows fueron magníficos. Ninguna novedad, sinceramente, ya que Bigelf es una banda fantástica, encantadora, sin más vueltas.
Anclados en los 70´s, su música recupera lo más duro y sobrio del Rock Progresivo, usando el virtuosismo (que les sobra) como una herramienta para alcanzar cimas compositivas e instrumentales supremas. Desde la belleza melancólica y la suavidad de unos Pink Floyd, a la locura matemática de King Crimson, más un sonido aguerrido, Heavy, pero setentoso. O sea, sonido valvular y nada de estridencias porque si. Los tipos tienen un paladar exquisito y seleccionan cuidadosamente cada pieza que van a ejecutar, cada ambientación, cada pasaje por el cual transitan, sabiendo que cada parte es esencial para que el todo sea una obra magnífica. Y lo logran, casi sin despeinarse, lo logran. Canciones de una belleza suprema, como el corte de difusión "Money, It´s Pure Evil" (si la hubieran grabado los Floyd en "Dark Side Of The Moon" hubiera sido un exitazo), la perfecta agresividad (controlada) de "The Evils Of Rock & Roll", la soberbia demostración de categoría que dan en los dos primeros temas, "Gravest Show On Earth" y "Blackball" o el final a toda orquesta en "Counting Sheep", son algunas de las pequeñas exhibiciones de talento sobrehumano que hay en estos fabulosos músicos.
Rock Progresivo. Metal Progresivo, que más dá. "Cheat The Gallows" es un disco para gozarlo sin detenerse en las etiquetas.

2 comentarios:

AlejanDrone dijo...

el de sabbath, es mi favorito, lo escuche tanto que seran las canciones de cuna de mis hijos, si es que tengo alguna vez

y el de burzum prefiero no opinar, lamentablemente no puedo separar lo politico de lo musical y los fachos no iran nunca conmigo, y este tipo me lame las pelotas, no puedo opinar bien sobre el ni su musica, a pesar de que un momento disfrute filosofem, pero en fin, que se le va hacer

suerte

Manel dijo...

Me parece comprensible Alejandrone. Vikerness (a quien admiro como músico, no puedo negarlo) es un tipo que despierta amor y odio en iguales dosis, en distintos bandos. Yo, extrañamente, me mantengo al medio de todo eso, o al margen. Pero debo reconocer que muchas veces he sentido el deseo de ignorar su música a causa de lo que es él