lunes, 28 de julio de 2014

Soulburner - Blessed By Fire


Año: 2008
Sello: Independiente/Autoproducido
País de origen: Chile

A esta banda la conocí el año pasado, cuando fui al Metal Fest. Alguien me habló de ellos mientras yo estaba en una disquería, y me hicieron escuchar una canción (que supongo habrá sido de este disco). Fue todo mi contacto con estos oriundos de Concepción. Eso fue hasta este año, que establecí contacto directo con la banda. Así fue que me llegó éste, el primer disco de la banda, a mi poder. Antes de escucharlo, me puse a buscar info pertinente a la historia del grupo, y me dí con que en Metal-Archives los catalogan como Melodic Death. Como algunos de ustedes ya saben, no soy un gran seguidor de dicho estilo, así que encaré la audición del disco con calma; mas tenía en mi mente aquella canción que había escuchado en Santiago de Chile, y mi mente me decía que me había gustado lo que había gustado. Apenas comenzó el disco lo confirmé: Soulburner está bastante bien. Sí, hay claras e innegables influencias del Death Metal de Gothenburg, pero del MeloDeath de los 90s, y no de ese engendro que coquetea con el Nü Metal o con el Metalcore, y que tuvo su auge en los inicios de éste siglo. No, Soulburner hacen Death Metal y le imprimen melodía, que es bien distinto de hacer Metal melódico y meterle algunas cosas de Metal Extremo por aquí y por allá. El trabajo vocal influye mucho en esto que digo, pues nunca afloja, va siempre al frente, y preponderan los guturales cantados con toda la garra, usando matices vocales igual de aguerridos, pero con distintas tonalidades, dándole al grupo variedad en ese aspecto. Las guitarras hacen un trabajo tan feroz como inteligente, dosificando la melodía, poniéndola en los lugares en donde es necesario, para privilegiar el riffeo más directo y con tintes del Swedish Death Metal de Estocolmo, como para que la cosa no transite por un solo carril. Una base firme, segura, siempre fuerte, y listo, tenemos un grupo que no sólo no tiene nada que envidiarle a las bandas europeas o yankis del estilo, sino que, a decir verdad, suenan mejor que muchas de ellas.
En el debe queda un detalle muy pequeño, y que es 100% subjetivo: me gustaría escuchar una mayor cantidad de arreglos más brutales y retorcidos, pues creo que la combinación quedaría muy bien. Pero se trata de una opinión basada en mis gustos personales, y a la banda no tiene porqué importarle una mierda lo que yo quiero escuchar. Aunque, y a juzgar por los adelantos que escuché del nuevo disco, la cosa va (oh casualidad!) por la senda que yo creo les va a dar muchas, pero muchas satisfacciones a estos talentosos chilenos. Eso sí, antes de ponerse a buscar y/o esperar lo nuevo, les recomiendo que antes le peguen unas cuantas escuchadas a este, su debut discográfico. Vale la pena hacerlo.

Facebook 1
Download
Facebook 2

1 comentario:

Cristian ponce dijo...

Hola gran banda. En mi blog publique una entrevista si quieran verla busquen sonus infernalis en google un abrazo.