jueves, 22 de diciembre de 2011

Dark Disciple - Unholy Hate Gore

Año: 2004
Sello: Morbid Records
País de origen: USA

Hay bandas y discos en particular que nacen para ser objeto de culto. Por ejemplo, Dark Disciple jamás iban a tener la posibilidad de jugar en las grandes ligas del Death Metal, por varios motivos; pero de entrada se presentía como que estaban destinados a llamar la atención, aunque más no sea por motivos extramusicales. Y fue por motivos extramusicales que los brutos estos lograron captar la atención nomas. Que no se mal interprete: este debut, junto al segundo y último cd del grupo, lograron captar la atención de un buen puñado de fans de lo extremo, y obtuvieron buenas críticas, más que merecidas. Pero la atención terminó por centrarse en ellos cuando su vocalista, un gritón de temer llamado Mat Sargent (más conocido como Mat "Sicko"), decidió poner fin a su vida ahorcándose. Fue en el 2008, y a partir de ahí, tanto la banda, como la leyenda de Mat se han acrecentado, posicionando al grupo en la condición de Banda de Culto. Si hasta el My Space oficial de la banda es, desde hace un tiempo, una especie de santuario digital dedicado al desaparecido vocalista de DD. Lamentablemente, ese final abrupto (y trágico) tiende a opacar la calidad de un disco muy crudo, directo y voraz como un monstruo. Influenciados esencialmente por los primeros Deicide, Malevolent Creation, Baphomet y todo el Death yanki de los 90s en general, los de Minneapolis parieron un disco que no sabe de sutilezas, que no tiene momentos de sofisticación ni por casualidad, y que se aferra a los cánones tradicionales del buen Death Metal de principio a fin, brindando así un producto muy sincero y poderoso. Descatamos la voz de Mat no sólo por su historia, y lo que hoy despierta al escucharlo, si no por su tremenda voz, una de las más extremas que escuché en mucho tiempo. Pero Dark Disciple fueron mucho más que un vocalista brutal: fueron un buen grupo.

No hay comentarios: